Sergio Delgado Coto: «Es una preciosa ley que pide calle»

10/10/2019

Con la bandera de la creación de Sociedades de Acciones Simplificadas (SAS) y la regulación del financiamiento colectivo (crowfunding), vio la luz la Ley de Fomento del Emprendedurismo, votada por unanimidad el pasado 12 de setiembre en el Senado luego de recibir el mismo apoyo en Diputados.

La novel legislación (n.° 19.820) es el resultado del trabajo de la Comisión de Innovación, Ciencia y Tecnología de la cámara baja y de la conjunción de dos proyectos, de los diputados Rodrigo Goñi y Walter De León. Se trata, por supuesto, de una ley que arribó de la mano del fenómeno del emprendedurismo a nivel global. Ahora le toca la fase de regulación.

«Es un hito para el ecosistema de emprendedores y para la sociedad uruguaya, porque genera un marco simbólico y de estímulo concreto para las empresas y emprendedores en el país», comentó Sergio Delgado Coto, director ejecutivo de la Fundación da Vinci, una plataforma que tiene la «misión de mover la cultura emprendedora», según su página web.

«El desafío ahora es la reglamentación, que llegue al día a día y cotidianeidad de los emprendedores. Por lo pronto, es una ley que ha recibido el esfuerzo, el trabajo y la aprobación de todos los partidos políticos, en un año tan especial de elecciones», enfatizó Delgado Coto.

El titular de la Fundación da Vinci especificó que «emprendedores son todos» y que se trata de una población «muy grande» pero que dentro del «paraguas» de emprendedores se pueden reconocer diferencias: desde el que lo hace por «necesidad», el de autoempleo, pasando por el de valor agregado hasta el que propone soluciones innovadoras.

«Cada uno tiene un ritmo de crecimiento distinto, con una posibilidad de derrame distinta, pero todos emprendedores. Es una realidad tanto a nivel mundial como en Uruguay, que es un sector que está dinamizando y empujando la economía. No es el único, pero atender a los nuevos emprendimientos es atender las bases de dinamismo de una economía».

Para Delgado Coto, Uruguay tiene que ser una nación y sociedad «start-up» y también «scale-up», para brindar buen marco para la creación de empresas y su desarrollo, y a su vez generar seguridades para su mantenimiento y crecimiento. «Desde la sociedad uruguaya es bueno preguntarnos de qué manera podemos ayudar u obstaculizar lo menos posible para que el emprendimiento se desarrolle y se mantenga, y así derramar valor a toda la comunidad».

A tiempo

Este marco legislativo «llega a tiempo»; es una legislación que ha sido «parida muy bien»; es una «preciosa ley que pide calle». Más definiciones de Delgado Coto acerca de un texto que pasa a describir en sus puntos álgidos.

El director ejecutivo de la Fundación da Vinci indicó que el panorama de emprendurismo se «ha complejizado» en los últimos 15 años –su organización nació en 2008- y que en la actualidad resulta adecuado reunir energías para que las fuerzas no se desperdiguen. Eso busca la nueva ley. «Llega en un momento ideal para coordinar y acompañar los esfuerzos de empresarios y emprendedores en diferentes etapas», dijo.

Además, «se fija el tercer jueves de noviembre como el Día del Emprendedor, como para visibilizar el fenómeno. Brinda un marco institucional de mayor sensibilización en la sociedad».

Otro eje de la legislación apunta al crowfunding o microfinanciamiento colectivo. «Es una forma de recaudar de forma colectiva en el seno de una sociedad, y no con actores especializados como los fondos o inversores. Abre una opción más a las personas que puedan apoyar emprendimientos que entiendan que valgan la pena. Hay plataformas internacionales que funcionan espectacularmente», explicó Delgado Coto.

También, dentro del texto de la ley, se prevé incentivos fiscales y determinados beneficios a organizaciones que trabajen con el fomento emprendedor. «Esta parte la veo como la más compleja de aterrizar, se necesita confiar en la voluntad política», confesó el experto. «Sabemos que en Uruguay no hay tantas medidas de este estilo y son contadas con los dedos de la mano. Idealmente, si se aplica puede generar un estímulo muy grande a los que apoyan emprendedores, pero es de más escabrosa operativa».

El «cuarto eje», no menos importante, se encuadra en el nacimiento de una nueva sociedad: las Sociedades de Acciones Simplificadas o SAS. Una herramienta del «siglo XXI para dar respuesta a demandas del siglo XXI». Por ejemplo, «las sociedades anónimas son del siglo XVII enclavadas en el siglo XXI».

Delgado Coto destacó que esta idea se aplica «muy bien» en Colombia desde hace diez años –de la cual se tomó para confeccionar la ley uruguaya, además de tomar en cuenta un modelo de la OEA. La realidad colombiana indica que el 95 % de las sociedades que se aprueban son SAS. Y en la actualidad, medio millón de sociedades se encuadran en el SAS en Colombia.

¿Qué son las SAS? «Primero que nada es una sociedad, que tiene una personería jurídica, con un patrimonio separado al del propio individuo; es anónima, por acciones nominativas y no al portador, y puede ser constituida por una sola persona», respondió Delgado Coto.

También hay un tema de costos. «Una SRL cuesta 10 mil pesos por mes, con BPS, anticipo de impuestos y un montón de cuestiones más. La SA sale 3.500 dólares para abrirla más los costos mensuales, y se estima que la SAS estará en el entorno de los 250 dólares, con una serie de preformas para hacerlo mucha más ágil y que no sea necesario que intervengan profesionales, escribanos, abogados, etc, que eso aumenta los costos y la complejidad. Y que se pueda abrir en muy poco tiempo». Además, están previstos determinados mecanismos de participación de empleados en la parte accionaria, y en ciertos ámbitos de decisión.

El titular de la Fundación da Vinci estimó que Agesic (Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento) tendrá mucho trabajo por delante, con el desafío de agilizar los procesos: que una SAS pueda ver la luz en 24 horas y que los trámites «no dependan de alguien que esté de licencia o no sepa».


Para agregar a favoritos regístrate aquí
Imprimir
  • Compartir:

Noticias relacionadas

Llega V-Open Tech Uy

vOpen es el grupo de eventos de tecnología más importante en Latinoamérica. Tiene como misión conectar a entusiastas, estudiantes, profesionales, ...

¡Ya están definidos los cinco proyectos finalistas de Comprometidos Uruguay!

Jóvenes de Florida, Rivera, Durazno, Soriano y Salto fueron premiados con una capacitación en Buenos Aires, seis meses de acompañamiento e inversión ...

Startup Challenge

La décimo quinta edición de la Competencia de Talento e Innovación de las Américas (TIC Americas), trae consigo el Startup Challenge como una categoría ...

TIC Américas 2020

El Young Américas Business Trust (YABT), la Organización de los Estados Americanos (OEA) y PepsiCo, se complacen en anunciar la décimo quinta edición ...