Mujeres y emprendimiento: entre avances y mucho por hacer

09/03/2021

Si bien en Uruguay las organizaciones y el Estado son cada vez más conscientes del potencial económico que representan las mujeres como participantes del mercado y de que la diversidad de género permite mejorar el rendimiento de las empresas, el lugar que ocupa la mujer en el ecosistema empresarial y emprendedor sigue siendo escaso.

Según un estudio realizado por ONU Mujeres y centro Ithaka en colaboración con la Organización de Mujeres Empresarias del Uruguay (OMEU), de la población femenina económicamente activa en Uruguay, solo el 21,4 % son empresarias o emprendedoras, el 90 % de las empresas propiedad de mujeres son mipymes, (en su mayoría micro, con un 54 %) y en la cúpula de las empresas mipymes solo el 34 % tienen representación femenina.

 

Con respecto a los sectores de actividad de las empresas lideradas por mujeres, el 54 % es de servicios, el 38 % de comercio y solo el 8 % de industria. «Si bien están creciendo las empresas propiedad de mujeres en el ecosistema, aún son más pequeñas y se concentran en sectores de menor rentabilidad, en los que existen pocos obstáculos de entrada, pero son escasas las posibilidades de crecimiento», explica Ivana Calcagno, abogada y cofundadora de Youhub.

Mientras la mayoría de esas empresas pertenecen a los sectores de enseñanza, sociales, de salud, entretenimiento, artes, hotelería y restaurantes, rubros como tecnología, logística, transporte, finanzas, industria y el sector exportador, todavía resultan difíciles de acceder y tienen poca representatividad femenina.

Desde OMEU sostienen que, aunque la normativa nacional asegura la equidad y la no discriminación, «en la práctica existen brechas salariales, de cuidados, de financiamiento y de informalidad, en las cuales las mujeres se encuentran en una desventaja sobre los hombres»,

Otro punto a destacar es que a medida que se escala en la cadena de mandos medios y altos se reduce la cantidad de mujeres en la toma de decisión y dirección. «Si bien existen altos porcentajes de mujeres dentro de las empresas, eso no se traduce en una mayor presencia de ellas en los cargos de responsabilidad, tales como posiciones gerenciales, juntas directivas o propiedad de las empresas. Las mujeres aún deben enfrentar situaciones de discriminación, marginalización y exclusión en estos cargos de liderazgo», señala OMEU.

Y Uruguay no es ajeno a la situación de la región. Según un reporte de la Organización Internacional del Trabajo, en América Latina y el Caribe, de 14,412 empresas solo 21.4 % tienen a mujeres en posiciones de liderazgo.

Las principales barreras

Un estudio del centro Ithaka, en el marco del programa Ganar-Ganar, detectó que las principales barreras que enfrentan las mujeres en su desarrollo como empresarias o emprendedoras son el cuidado de los hijos, las limitaciones autoimpuestas, el trabajo no remunerado, las dificultades de acceso al financiamiento y la falta de redes para apoyarse o generar negocios.

Otros aspectos que juegan en detrimento de la actividad empresarial según Youhub son las imposiciones culturales y sociales, la falta de autoconfianza y de apoyo familiar y emocional.

«Hay que tener presente que las mujeres mantienen una responsabilidad desproporcionada en lo que respecta al trabajo doméstico y al cuidado familiar y, como consecuencia, suelen trabajar más horas que los hombres. Las diferencias oscilan entre 1 y 3 horas de trabajo doméstico adicional y entre 2 y 10 veces más para el cuidado de la familia (hijos, enfermos, mayores, etc.)», sostiene Calcagno.

Muchas de estas barreras se han visto agudizadas y profundizadas como consecuencia de la pandemia y del teletrabajo, que difuminó aún más la línea entre las responsabilidades laborales y familiares.

De todas formas, en las generaciones más jóvenes se nota una mayor conciencia sobre la importancia de la corresponsabilidad entre hombres y mujeres en las tareas domésticas y de cuidado, lo que se traduce en menos trabajo no remunerado para las mujeres, que les permite dedicar más tiempo a sus proyectos.

El financiamiento, el gran obstáculo

Solo el 30 % de los emprendimientos a nivel global son liderados por mujeres, y de ese 30 % solo un 10 % ha conseguido financiamiento, según un estudio de ONU Mujeres.

Para apaliar la situación, OMEU junto con Socialab, y en alianza con ONU Mujeres desarrolló un innovador instrumento de acceso al financiamiento, dentro de un espacio con perspectiva de género en una plataforma de inversiones. «Nuestro objetivo es seleccionar y preparar emprendimientos liderados por mujeres uruguayas para recibir inversión. Con este nuevo programa damos un paso significativo hacia la creación de soluciones a dicha problemática que viven las mujeres a la hora de emprender», expresan desde la organización.

Para Youhub, hay que fomentar a las instituciones financieras a que otorguen créditos teniendo en cuenta las barreras que hoy enfrentan las mujeres al momento de emprender. «Está probado que las empresas que comienzan con niveles de capital más elevados obtienen un mayor rendimiento en términos de activos, ingresos, rentabilidad y supervivencia. Sin embargo, las mujeres hoy se financian con capital propio o de un familiar cercano para comenzar un emprendimiento, que en general son cifras menores».

Un dato a tener en cuenta, es que las mujeres se caracterizan por ser buenas pagadoras, sin embargo no hay créditos con condiciones particulares para las necesidades de una mujer que quiere emprender.

«Es cierto también, que las mujeres suelen tener mayor aversión al riesgo a endeudarse y eso les impide crecer. Por eso en paralelo a sensibilizar a las instituciones financieras, también es necesaria la creación de programas de construcción de capacidades e iniciativas específicas que impulsen el desarrollo y empoderamiento de la mujer empresaria», señala la abogada.

Del «techo» a las «paredes de cristal»

«El techo de cristal sigue siendo difícil de romper», dice Calcagno y plantea un nuevo paradigma: el de las paredes de cristal. «Esto significa que las mujeres han avanzado y logrado acceder a puestos de liderazgo, pero es más común verlas en gerencias de habilidades blandas tales como Marketing o Recursos Humanos, siendo muy menor el número de mujeres que ocupan los puestos de decisión y gerencias operativas».

En este aspecto, las construcciones culturales, los prejuicios y los sesgos inconscientes «actúan de forma poderosa como aliados del techo de cristal, pisos pegajosos o escaleras rotas».

Ivana Thornton, directora de Career de la consultora Mercer para Argentina y Uruguay, señala otro factor que sostiene ese techo de cristal; frente a un desafío, el hombre presenta mayor coraje y valentía que la mujer, que busca de antemano cumplir el 100 % de los requisitos para postularse. «Esto se traduce en la negociación salarial. En general, el hombre, al sentirse confiado para el rol, se planta mejor en una negociación salarial que la mujer, que tiende a aceptar las condiciones sin cuestionar».

Por otro lado, la maternidad sigue siendo un punto de quiebre en las carreras empresariales de las mujeres y que refuerza esos techos y paredes de cristal, ya que se asocia con una etapa de baja de productividad, cuando en realidad está demostrado que sucede todo lo contrario. «Sin embargo, diez años después de tener hijos la mujer gana en promedio un 40 % menos que sus pares hombres, lo cual es una cifra alarmante», señalan desde Youhub.

Pese a que aún queda mucho por hacer, el poder detectar las desigualdades y tomar conciencia de las dificultades, ya son un paso grande para poder solucionar el problema. Y el rol de organizaciones y redes como Youhub, OMEU y ONU Mujeres son cruciales para llevar adelante el cambio empresarial y cultural que se requiere para alcanzar la equidad.


Para agregar a favoritos regístrate aquí
Imprimir
  • Compartir:

Noticias relacionadas

Nuevos beneficios para mipymes

El Parlamento aprobó de manera express este jueves el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo que establece una serie de medidas tendientes a mitigar ...

Comienza proyecto de cultura financiera en Ombúes de Lavalle y Colonia Miguelete

El lanzamiento se realizará el martes 16 de marzo a las 20 horas, en el Club Atlético Independiente de Colonia Miguelete. Estarán presentes representantes ...

Conoce Tus Finanzas para dar el próximo paso con tu Empresa

La unidad Campus de la Fundación da Vinci organiza un curso dirigido a emprendedores y personas vinculadas con la gestión de micro y pequeñas empresas ...

#MujeresUruguay

Promover la igualdad de género es una manera inteligente de impulsar la economía. La desigualdad entre las mujeres y los hombres ...