La tecnología necesita a las mujeres

22/04/2020

La tecnología está transformando el mundo, pero ¿quiénes crean esa tecnología? En Uruguay solo el 24 % de quienes ingresan a estudiar carreras de tecnología son mujeres; por diversos motivos, las chicas no eligen estudiar o emprender en el sector tecnológico. Por eso, en el Día internacional de las Niñas en las TIC, te contamos por qué este sector necesita más mujeres en acción.

Un mundo de oportunidades

El progreso tecnológico y la adopción de soluciones de robótica, automatización, inteligencia artificial y digitalización en la vida cotidiana generan grandes desafíos para la industria  y la vida laboral. De acuerdo con la información procesada por la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), en 2018 las empresas TI socias generaron en torno a 12.900 puestos de trabajo, sin embargo solo el 32 % de los empleados de este sector son mujeres.

Fuente: Informe Formación Académica en TI 2019  del Observatorio TI de Cuti (basado en datos del anuario estadístico MEC 2018)

«En la industria la brecha de género es una realidad, pero esto es consecuencia de la poca cantidad de mujeres que eligen las TI como opción para su formación. La industria está masculinizada porque son más hombres los que estudian TI y luego trabajan en la industria, pero no porque las empresas prioricen la contratación de hombres. Por el contrario, en los equipos multidisciplinarios que se integran, las empresas buscan incorporar mujeres, no solo porque aportan otra perspectiva y lectura a las situaciones o problemas, sino porque las mujeres consumimos tecnología, entonces los productos y servicios deben pensarse por ambos géneros», indicó  Andrea Mendaro, gerenta general de CUTI, en relación con el potencial que representa para las mujeres incorporarse a este sector.

Distribución de ingresos 2018 por género

Fuente: Elaboración de CUTI con base en el Anuario Estadístico del MEC 2018.

Un problema de imagen

En apariencia, la industria tecnológica es percibida como «poco creativa», «aburrida» o incluso como un espacio masculino. Desde la infancia y la adolescencia, diferentes factores influyen en el desinterés de las niñas por la ciencia y la tecnología. El rol de las familias y la educación en relación con los estereotipos de géneros y expectativas es crucial para reparar esta brecha de género a tiempo.

En 2018, según observa el Anuario Estadístico del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), solo el 23.8 % de los ingresos a carreras de tecnología fueron mujeres, y la brecha de género se acrecienta aún más en relación con los egresos: solo 21 % del total de egresos corresponden a mujeres. Aun así, las mujeres que logran desarrollarse en estos ámbitos enfrentan tempranamente tensiones en su desarrollo profesional para equilibrar la vida personal y laboral.

Como explica Sylvia Chebi, directora ejecutiva de Thaleslab: «Hay diferentes barreras para el emprendimiento femenino. Algunas de las barreras son el miedo a fallar, la falta de redes y de confianza, y la falta de capacitación en temas específicos como finanzas, management, etc. En el caso del emprendimiento tecnológico, el problema se agrava ya que tradicionalmente en la industria tecnológica hay un importante sesgo de género. Este fenómeno además se retroalimenta, ya que se repiten los estereotipos y el porcentaje femenino en carreras tecnológicas es aún menor.Por este motivo es importante dar a conocer modelos de rol, casos de éxito de emprendimientos TIC femeninos, y mostrar cómo, a través de la tecnología, se puede aumentar el impacto logrado por los emprendimientos en temas en los que incursionan más las mujeres: educación, salud, cuidados, incluso diseño y moda».

De usuarias a creadoras

A pesar de que las mujeres consumen tecnología y servicios afines influyendo decisivamente en el mercado, no se autoperciben como creadoras de tecnología. «Creo que una de las cosas más lindas que tiene la tecnología es que te da la posibilidad de crear. De imaginar situaciones o problemas que pueden ser resueltos a través de la aplicación de tecnología y, con los conocimientos adecuados, uno puede crear soluciones a esos problemas a través de programas, de aplicaciones, de dispositivos.Emprender es natural en el mundo de la tecnología, esa capacidad de crear rompe con toda barrera para animarse a emprender. Los informáticos siempre están, de una u otra manera, emprendiendo. Por otro lado, trabajar en TI es muy desafiante porque nunca se termina de aprender. Es una industria muy dinámica que siempre te desafía y en la que te rodeás de personas talentosas que inspiran y que trabajan en equipo. En los proyectos se trabaja en grupos multidisciplinarios en donde cada uno aporta en la construcción de un producto o servicio TI», agregó Andrea Mendaro, de CUTI.

Para Chebi, de Thaleslab, «hay muchas instituciones de apoyo a emprendedores, y varias de ellas especializadas en TIC en diferentes etapas: ANII, ANDE, CUTI, incubadoras como ThalesLab e Ingenio, e incubadoras o preincubadoras en cada una de las universidades. En ThalesLab adicionalmente podemos ayudar a buscar un cofundador tecnológico».

La tecnología necesita a las mujeres para transformar su futuro y el de todos.

(Fuentes: información proporcionada por la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información, Unión Internacional de las Telecomunicaciones)

 

 


Para agregar a favoritos regístrate aquí
Imprimir
  • Compartir:

Noticias relacionadas

Para tener una coartada como El Profesor

(Libertaria te invita a fabricar tu propia sidra) Ganá una experiencia Libertaria e imaginate ser cidermaker por un día. Así, con estas palabras, ...

¿Tenés una app en tu cabeza para desarrollar?

(Huawei te invita a concurso global Apps UP) Con US$ 1 millón en total para todos los premios, Huawei convoca a desarrolladores de todo el mundo ...

Webinar sobre Servicio al Cliente

Link para inscribirse Webinar en el marco del ciclo que viene organizando la Red Latinoamericana para la Productividad, sobre el tema Servicio al cliente, a ...

Positivo balance dejó actividad en Sarandí del Yí

El pasado sábado una delegación integrada por funcionarios de la Oficina de la Juventud, de la Asociación Duraznense de Prensa (ADP) y de Redex Uruguay, ...