Enecé, construir marca personal en el interior

08/10/2019

Cada vez son más los emprendedores del interior uruguayo que se animan a poner en marcha sus ideas de negocios y dar pequeños pasos en búsqueda de herramientas y recursos que los ayuden a impulsar su crecimiento.

A pesar de que la  mayoría de las instituciones que conforman el ecosistema emprendedor nacional se encuentran nucleadas en la capital del país, Montevideo, eso no es excusa para limitar las oportunidades de emprender cuando hay potencial, energía y perseverancia.

Hoy te queremos presentar a Carolina Neighbour, de Enecé, un exitoso ejemplo de construcción de marca personal en el interior uruguayo, quien nos contó cómo fue su camino emprendedor.

Encontrar el hilo conductor

«Me considero una persona curiosa, que siempre está buscando nuevos desafíos. Por eso, a lo largo de mi vida he ido aprendiendo de todo un poco. Viví varios años en Montevideo, me formé en Letras, soy correctora de estilo, diseñadora gráfica, gestora en marketing, community manager, tengo mi faceta de redactora autoproclamarme escritora sería muchísimo, aunque me guste escribiry me encanta el mundo cultural, por lo que, como hobby, tengo una página de Facebook en la que comparto las actividades culturales que hay disponibles en Paysandú cada fin de semana. Esta vorágine fue trasladada a un proyecto personal, que es mi emprendimiento. Enecé ofrece servicios como diseño gráfico, web y editorial, gestión de redes sociales, redacción de contenido, corrección de estilo y edición.

Actualmente, a lo que más me dedico es a mi rol de community manager y elaboración de contenido digital. Mi emprendimiento se llama Enecé, porque es un juego con mis iniciales. Lo pensé así porque, básicamente, yo soy mi propio emprendimiento; los servicios que ofrezco también son lo que soy.»

Experiencias y barreras

«La idea nació cuando sentí la necesidad de abrir mi propio camino. Tenía un trabajo en una redacción, estable, relacionado con mi profesión, pero llegó el momento en que ese lugar ya no era mío, había cosas que no me gustaban y las ganas de emprender mi camino se juntaron con las ganas de ya no formar parte de un lugar que sentía que ya no me pertenecía.

En esa etapa de mi vida, sentía que tenía mucho para dar, pero no me estaba sabiendo aprovechar. El porqué fue en parte demostrarme a mí misma que podía, más allá de los miedos por no tener más un ingreso estable, por tener que salir a buscar mis propios clientes, por tener que hacerme conocida y un largo etcétera. Y el para qué se podría resumir en que había estudiado muchas cosas, pero no estaba poniéndolas en práctica, entonces, este desafío venía como anillo al dedo.»

Encontrar el diferencial

«Emprender en el interior del país no ha sido fácil. Sobre todo, cuesta al comienzo tomar la decisión, porque está muy instalada la idea de que no hay que dejar lo seguro para aventurarse a lo desconocido, a lo incierto. Es de valientes animarse a dar ese paso; me considero valiente, aunque me costó un tiempo, pero finalmente tomé la decisión. Estaba en una empresa en la que no me sentía del todo cómoda y, a su vez, tenía en mi interior la sensación de que tenía muchísimo para dar, pero no lo estaba dando. Varios pensaron que había enloquecido del todo, y tal vez sí, pero es bueno volverse locos de vez en cuando, si se trata de perseguir los sueños, ¿no? Entonces pensé que la mejor inversión sería en seguir mi propio camino, descubrir y aprovechar todo eso que creía que tenía para dar, y así comencé.

Una de las partes más lindas de emprender en el interior es que es fácil hacerte de conocidos y de personas que te den para adelante. Desde un gesto, un aliento, unas palabras, esa calidez que tenemos las personas del interior no se ve con tanta facilidad en las grandes ciudades.

Diría que el principal desafío es lidiar con nuestra propia mente, con esa idea de fracaso. Una vez que empezamos a andar y vemos a otros en la misma que nosotros, esos miedos empiezan a disiparse. Algunos me trataron de loca antes por animarme a perseguir mis metas; yo los llamaría locos a ellos por seguir en un trabajo que no les gusta por no aventurarse a vivir, a soltar y a concretar sus sueños.»

Para emprender en el interior

«A un emprendedor del interior, le diría que a pesar de que cueste, que se anime. Si ya tuvo la inquietud de emprender, tiene que hacerlo; lleva su sacrificio, pero la recompensa es enorme. Y no hablo de dinero, sino de confianza de los clientes, de ganar experiencia, de saber qué es exactamente emprender, de madurar en todos sus aspectos.

También te enseña a no rendirte, a ver los obstáculos como oportunidades, y a luchar por que tu idea funcione. Y lo que más me motiva a seguir adelante es que somos muchos, y cada vez más, formando una comunidad emprendedora creciente. Tender la red, conocer las historias y realidades de otros emprendedores, y darte cuenta de que no estás solo es de los aspectos más lindos que tiene este mundillo

ETAPA EMPRENDEDORA: Sensibilización-motivación y Puesta en marcha-incubación.


Para agregar a favoritos regístrate aquí
Imprimir
  • Compartir:

Recursos relacionadas

Decime qué idea tenés y te diré qué modelo de negocio necesitás

Todo emprendedor social se enfrenta a la misma pregunta: ¿cómo hago de mi idea un negocio? ¿Es posible innovar en esta área? Para que no te quite tiempo ...

Enterprise Design Thinking

Durante el ciclo de talleres Education that matters que realizó Socialab junto a IBM se trabajó junto a tres temáticas  importantes para el mercado ...

Mi viejo amigo el riesgo,... Firma: el emprendedor

Por Isabelle Chaquiriand (directora de Xcala) y Leonardo Veiga (coordinador de investigación de Xcala) ¿Qué pesa más en nuestra idiosincrasia?, ¿«más ...

¿Por qué emprenden los que emprenden?

Por: Isabelle Chaquiriand, directora de Xcala Este año Montevideo ha sido sede y testigo de múltiples conferencias para emprendedores, como la Mega ...